Feeds:
Entradas
Comentarios

Mi árbol genealógico

En este enlace, encontrarás una tarea divertida para crear tu árbol genealógico.

Anuncios

¿Te apetece jugar?

Si pinchas aquí, lo pasarás muy bien

Elige una opción (Encarta)

¿Te arriesgas a comprobar tus conocimientos generales?

¡Vamos!

Ahorcado de Hillbilly

¡A jugar!

Pincha aquí

Juegos para el cerebro

¿Qué tal se te dan los juegos?

Veamos

Trivial de Lengua y Literatura

¿Conoces las repuestas? Vamos a comprobarlo.

25 preguntas sobre Lengua y Literatura III

25 preguntas sobre Lengua y Literatura II

25 preguntas sobre Lengua y Literatura I

Los tipos de textos-SM

Un powerpoint muy útil para trabajar la tipología textual en el aula.

SMpowerpoint

La palabra más bonita

La palabra más bonita del español es una iniciativa de la Escuela de Escritores por la que se invitó a los internautas a buscar la palabra más bella del idioma. En ella participaron miles de usuarios de la Red, a través de una votación, en la que había dos requisitos, no podía ser un nombre propio y debía aparecer en el diccionario. El resultado se dio a conocer el día 23 de abril de 2006, fecha que coincide con la celebración del Día del Libro.

AMOR

La palabra amor, con 3.364 votos, fue el término elegido por los internautas hispanohablantes como el vocablo más bello de la lengua castellana. Libertad, paz, vida, azahar, esperanza, madre, mamá, amistad y libélula, en este orden, han sido las preferidas de los participantes en la iniciativa Tienes la palabra. Durante 21 días, 41.022 internautas de todo el mundo enviaron 7.130 términos diferentes y explicaron por qué los habían elegido.

LAS OTRAS PALABRAS

Escritores, periodistas, actores, políticos y otros personajes de la actualidad fueron invitados a participar. Todos ellos eligieron una palabra y explicaron sus motivos.

Léelos y di en qué criterios fundamentan su elección.

Con la A

Fernando García de Cortázar, historiador, académico de la Real Academia de la Historia, ha elegido la palabra: AZAHAR
Porque según ha dicho: Las “aes” forman chispas que se aman, perlas de roce fácil y tranquilo, música que entre una “z” que suena y una “h” que calla aparece y desaparece y concuerda con un de pronto, la “r”.

Con la C

Gonzalo Garcés, novelista argentino, autor de El futuro y Los impacientes, ha elegido la palabra: CÁFILA

Porque según ha dicho: Es uno de esos términos anticuados que, sin significar nada peyorativo, suenan un poco feroces. Diciendo cáfila o pérgola uno puede darse aires de duro o bajo precio, lo que para enclenques como yo es muy importante. (Por cortesía del diario El País).
Darío Jaramillo, poeta y narrador colombiano, autor de Aunque es de noche y Novela con fantasma, ha elegido la palabra: CARAVANA
Porque según ha dicho: Cuatro sílabas sonoras, cada una en a, aes en fila como una fila de camellos o de camiones. La caravana evoca la aventura -¡otra palabra que escogería!-, el cambio, el camino. La pronunciación de caravana admite decirla en voz alta y mejora en el susurro.

Jorge Wagensberg, director del Área de Ciencia y Medio Ambiente de la Fundació La Caixa, ha elegido la palabra: CALIFORNIA

Porque según ha dicho: es agradable de pronunciar, agradable de escuchar, agradable de repetir. Es una palabra crujiente por sus cinco consonantes, todas distintasm todas bien puestas. Y es suave por sus cinco vocales, dos repetidas en simetría respecto de otra central irrepetida. California es una composición musical con armonía y ritmo.

Con la D

Luis García Montero, poeta, ha elegido la palabra: DESPERTADOR
Porque según ha dicho: Mi palabra preferida es despertador. Tiene que ver con el día por delante, pero resulta menos peligrosa que amanecer, que es de ese tipo de palabras que en cuanto te descuidas acaban en un himno. Despertador no es palabra hipócrita, sugiere esfuerzo, madrugón, alguien que ha decidido levantarse aunque haya trasnochado y prefiriese seguir durmiendo. Apruebo su mezcla exacta de ilusión y esfuerzo. Despertar es avisar, recobrar el sentido. Despertador es el que avisa. Por otra parte, agradezco siempre que me despierten a media noche cuando se trata de amar.

Con la H

Màrius Serra, escritor catalán, autor de Verbalia y de la novela Farsa (premio Ramon Llull 2006), ha elegido la palabra: HALLAZGO
Porque según ha dicho: Me agrada especialmente HALLAZGO porque es el motor que inicia todas las búsquedas, el hall de todos los viajes al futuro, la recompensa que merecen quienes arriesgan. También me gusta que sus letras contengan una sabrosa HOGAZA, junto a un LAZO enigmático que parece decirnos “HAZ ALGO ya, porque mi H es la de horizonte, que siempre está más ALLÁ”. GÓZALA conmigo.

Con la M

José Antonio Zarzalejos, periodista, director de ABC, ha elegido la palabra: MADRE
Porque según ha dicho: Remite a la vinculación emocional más profunda del hombre y es la raíz etimológica de grandes conceptos: maternidad, matriz, matrimonio, matricial, maternal y otros que incluso en su fonética resultan persuasivos y convincentes.

Con la N

Javier Marías, escritor, ha elegido la palabra: NAUSEABUNDO
Porque según ha dicho: Es muy sonora y rotunda, además de tener suficiente longitud. Es una palabra que se amolda y acopla muy bien a lo que denomina. (Por cortesía del diario El País).

Con la P

Francisco Rico, catedrático y académico, ha elegido la palabra: PENDÓN
Porque según ha dicho: En su acepción de “insignia militar”, sugiere disciplina, lucha y singularidad; en tanto “persona de vida irregular y desordenada” tiene un alcance diametralmente opuesto. Yo me muevo a gusto entre ambos extremos, aunque finalmente me defina más bien con el segundo.

Con la U

Álex Grijelmo, periodista (director de la Agencia EFE), ha elegido la palabra: ULTRAMARINO
Porque según ha dicho: Me fascina esta palabra: ultramarinos. Con el tiempo he descubierto en ella multitud de genes: ultra-, “más allá”; -mar-, “el agua salada”¸-ino, “relativo a” (con la -o que señala el género); y finalmente la -s que marca el plural.
Están desapareciendo en España las tiendas así, que se convierten en supermercados o autoservicios; y el dependiente del lapicero sujeto por la oreja que hacía las cuentas en un papel de envolver y que siempre tenía cambio en céntimos de peseta ha quedado sustituido por la fila de cajeras y sus calculadoras automáticas y sus lectores de tarjetas de crédito.

Por eso quiero rendir homenaje aquí a una de mis palabras favoritas: porque desaparece, porque me pareció siempre tan larga que en ella podían caber todos aquellos productos anhelados (los cafés La Estrella, el chocolate Elgorriaga, las pastas de Portillo o las galletas Fontaneda).

El diálogo

Es una conversación entre dos o más personas, mediante la que se intercambian información y se comunican pensamientos sentimientos y deseos. Puede ser oral o escrito.

Características del diálogo oral.

  • Características

· Las personas que hablan se llaman interlocutores.

· Es muy expresivo puesto que intervienen los gestos, la entonación y la actitud.

· Es espontáneo y se utilizan frases cortas y simples.

· Suele tener errores y frases sin terminar.

  • Un buen diálogo.

· Respetar al que habla.

· Hablar en tono adecuado.

· No hablar todos a la vez.

· Saber escuchar antes de responder.

· Pensar en lo que dicen los demás.

· Admitir las opiniones de los demás.

Características del diálogo escrito.

  • Características

. Se utiliza mucho en el cuento y la novela para dar vivacidad y autenticidad al relato.

· Es la forma de escribir el teatro.

· Es mucho menos expresivo y espontáneo que el oral.

· Tiene menos errores que el oral porque da tiempo a pensar y corregir

  • Formas

· Estilo directo. El autor reproduce exactamente las palabras de los personajes que hablan.

– ¿Qué te parece la fotografía? – preguntó Sara.

Javier contestó:

– No está mal, pero los colores han salido algo oscuros.

· Estilo indirecto. El autor reproduce la conversación entre dos personajes, pero no textualmente.

Sara le preguntó a Javier qué le parecía la fotografía. Él contestó que no estaba mal, pero que los colores habían salido algo oscuros.

  • Ortografía

· Hay que usar correctamente los signos de puntuación.

· Siempre que habla un personaje se escribe en otra línea y con un guión delante.

· El narrador debe aclarar al lector siempre qué personaje habla, pero sólo si es necesario.

La publicidad

El aire que respiramos se compone de oxígeno, nitrógeno…y publicidad (R. Guerin)

¿De verdad respiramos publicidad? Quizá resulte algo exagerada esta afirmación, pero de ella se desprende una evidencia difícil de contradecir, y es que la publicidad se ha instalado en nuestra vidas. Su indiscutible presencia en la sociedad genera partidarios y detractores. En cualquier caso, para defender una postura u otra hace falta conocer qué secretos encierran los anuncios. Veamos.

PROPAGANDA Y PUBLICIDAD

Lo primero que conviene saber es la diferencia entre entre propaganda y publicidad.

La propaganda es un producto ideológico. Intenta modificar la actitud del receptor con fines culturales, políticos, sociales… Por ejemplo, las campañas que incitan a hacer deportes, a dejar de fumar, a luchar contra el hambre, a donar órganos para transplantes, a votar a Fulanito o a Menganito…

En cambio, la publicidad debe conseguir, en primer lugar, atraer la atención del receptor para despertar su deseo de consumir.

Aunque, a veces, pueden hallarse los dos tipos en un mismo anuncio.

LOS PRODUCTOS

Los productos publicitarios son muchos y muy variados. Para su estudio se clasifican en grupos dependiendo de sus características. De todas las agrupaciones, hemos elegido la de T. Harrison (Manual de técnicas de publicidad. Bilbao: Deusto).

Tipos de productos

Productos de uso diario: detergentes, productos de limpieza, alimentación…

Artículos de compra por impulso. Son productos de coste bajo y consumo frecuente, pero que no se compran por necesidad, sino como pequeños placeres: chucherías, bebidas alcohólicas, revistas y algunos artículos de regalo.

Artículos de alto precio. Son artículos que se compran muy de tarde en tarde por su elevado coste y su duración: la casa, el coche, los electrodomésticos, los muebles… y algunos servicios utilizados raras veces como las bodas o los funerales.

Productos de consumo visible. Son los artículos que consumimos para demostrar nuestra propia personalidad. Lo que interesa es que los demás puedan ver la marca y saber lo mucho que cuesta y lo que significa.

Servicios. En este apartado se incluyen todos aquellos servicios de interés: comercios, restaurantes, cafeterías, peluquerías, agencias de viajes… profesionales (médicos, arquitectos, abogados, asesores de empresas…).

El ensayo

CARACTERÍSTICAS

El género que hoy se conoce con el nombre de ensayo es una modalidad literaria realizada en prosa a medio camino entre la producción artística y el tratado científico.
El término procede de la obra de Montaigne Essais de Messire Michel, seigneur de Montaigne, publicada en 1580. Con el término “Essais” quería decir que su libro exponía experiencias. Eran, efectivamente, 94 capítulos en que el autor trataba de sí mismo, de sus puntos de vista personales ante temas variadísimos: la amistad, los libros, la naturaleza humana.

Este nuevo género fue imitado por el inglés Francis Bacon, cuyos ensayos aparecieron en 1587. No tardó en difundirse por toda Europa. En España, el término ensayo, en esa acepción es muy tardío, pero el género quedó instaurado con las obras de fray Benito Jerónimo Feijoo (1676-1764). El ensayismo cobra fuerza en el s. XIX con nombres como Larra, Clarín… pero será la Generación del 98 la que dé un nuevo giro al género. Unamuno lleva sus dudas y paradojas; Ortega su agudeza literaria.
Hoy el ensayo sirve para analizar aquellos aspectos y problemas que la sociedad tiene y ofrecer una reflexión sobre los mismos. Es un género muy ligado a las circunstancias de un momento histórico, y por tanto, acusa los cambios y alteraciones de cada época.
Se trata de un escrito en el que el autor presenta, a ser posible con originalidad, un tema cualquiera, destinado a lectores no especializados. Puede ser muy breve, o constar de varias páginas. Cualquier tema puede ser objeto de un ensayo. El tono adoptado puede ser serio, pero también humorístico y hasta satírico. Sus canales ordinarios de difusión son la prensa y el libro.

Se trata de un género híbrido en el que se desarrolla el análisis de datos, hechos e informaciones objetivas tratadas de un modo personal desde una perspectiva subjetiva. La combinación de objetivismo y subjetivismo es una de las características más destacadas. El ensayista expone y argumenta de un modo personal. En el ensayo, por cuanto no se dirige a lectores especializados, emplea un lenguaje animado de imágenes y recursos. Quienes lo cultivan suelen prestar una especial atención a la forma. Muchas veces el ensayista sacrifica el rigor científico y la exhaustividad para dar al texto un aire más ameno y dinámico y promover así  su difusión.

El ensayo se apoya básicamente en dos modos de discurso: la argumentación y la exposición. De todas formas no renuncia a otras formas expresivas como el diálogo, la descripción o la narración.

En  resumen, el ensayo es un género que…

– Suele abordar temas humanísticos, filosóficos, sociológicos, históricos y científicos (variedad temática).

– No tiene una estructura predeterminada (estructura libre).

– Se expone y se valora un tema (enfoque subjetivo).

– Breve.

RASGOS LINGÜÍSTICOS

  1. Función representativa (exposición de un tema). En el ensayo predomina una triple intención: persuasiva (se busca convencer al lector de un determinado punto de vista); expresiva (el punto de vista es subjetivo, fruto de una interpretación personal) y estética (en el desarrollo del tema subyace una voluntad de estilo, de ahí que se le considere un género literario).
  2. Tono confidencial (el autor opta por un acercamiento al lector; huye del distanciamiento afectivo característico de los textos científicos y jurídico-administrativos).
  3. Empleo de la lengua culta.
  4. Destinatario minoritario, heterogéneo, culto (no especializado en la materia).
  5. Presencia de figuras literarias (símil, metáfora, ironía…) // Léxico connotativo // 1ª persona gramatical // predominio de estructuras oracionales complejas.

La argumentación

El texto argumentativo tiene como objetivo expresar opiniones o rebatirlas con el fin de persuadir a un receptor. La finalidad del autor puede ser probar o demostrar una idea (o tesis), refutar la contraria o bien persuadir o disuadir al receptor sobre determinados comportamientos, hechos o ideas.

La argumentación, por importante que sea, no suele darse en estado puro, suele combinarse con la exposición. Mientras la exposición se limita a mostrar, la argumentación intenta demostrar, convencer o cambiar ideas. Por ello, en un texto argumentativo además de la función apelativa presente en el desarrollo de los argumentos, aparece la función referencial, en la parte en la que se expone la tesis.

La argumentación se utiliza en una amplia variedad de textos, especialmente en los científicos, filosóficos, en el ensayo, en la oratoria política y judicial, en los textos periodísticos de opinión y en algunos mensajes publicitarios. En la lengua oral, además de aparecer con frecuencia en la conversación cotidiana (aunque con poco rigor), es la forma dominante en los debates, coloquios o mesas redondas.

PROCEDIMIENTOS ORGANIZATIVOS

El texto argumentativo suele organizar el contenido en tres apartados: introducción, desarrollo o cuerpo argumentativo, y conclusión.

  • La introducción suele partir de una breve exposición (llamada “introducción o encuadre”) en la que el argumentador intenta captar la atención del destinatario y despertar en él una actitud favorable. A la introducción le sigue la tesis, que es la idea en torno a la cual se reflexiona. Puede estar constituida por una sola idea o por un conjunto de ellas.
  • El desarrollo. Los elementos que forman el cuerpo argumentativo se denominan pruebas, inferencias o argumentos y sirven para apoyar la tesis o refutarla. Según la situación comunicativa, se distingue entre:

Estructura monologada: la voz de un solo sujeto organiza la totalidad del texto argumentativo. Es el caso del investigador que valora el éxito de un descubrimiento en una conferencia.

Estructura dialogada: el planteamiento, la refutación o la justificación y la conclusión se desarrollan a lo largo de réplicas sucesivas. Es el caso de los debates en los que es fácil que surjan la controversia, la emisión de juicios pasionales, las descalificaciones y las ironías.

Según el orden de los componentes, se distinguen varios modos de razonamiento:

La DEDUCCIÓN (o estructura analítica) se inicia con la tesis y acaba en la conclusión.

La INDUCCIÓN (o estructura sintética) sigue el procedimiento inverso, es decir, la tesis se expone al final, después de los argumentos.

Los argumentos empleados pueden ser a su vez de distintos tipos:

– Argumentos racionales: se basan en ideas y verdades admitidas y aceptadas por el conjunto de la sociedad.

– Argumentos de hecho: se basan en pruebas comprobables.

– Argumentos de ejemplificación: se basan en ejemplos concretos.

– Argumentos de autoridad: se basan en la opinión de una persona de reconocido prestigio.

– Argumentos que apelan a los sentimientos. Con estos argumentos se pretende halagar, despertar compasión, ternura, odio…

o La conclusión: es la parte final y contiene un resumen de lo expuesto (la tesis y los principales argumentos).

PROCEDIMIENTOS DISCURSIVOS

Se trata de procedimientos que no son exclusivos de la argumentación antes bien son compartidos por otros modos de organización textual, como la exposición. Destacan:

La definición. En la argumentación se emplea para explicar el significado de conceptos. En ocasiones, se utiliza para demostrar los conocimientos que tiene el argumentador.

La comparación (o analogía) sirve para ilustrar y hacer más comprensible lo explicado. Muchas veces sirve para acercar ciertos conceptos al lector común.

Las citas son reproducciones de enunciados emitidos por expertos. Tienen el objetivo de dar autenticidad al contenido. Las citas se emplean como argumentos de autoridad.

La enumeración acumulativa consiste en aportar varios argumentos en serie. Cumple una función intensificadora.

La ejemplificación se basa en aportar ejemplos concretos para apoyar la tesis. Los ejemplos pueden ser el resultado de la experiencia individual.

La interrogación se emplea con fines diversos: provocar, poner en duda un argumento, comprobar los conocimientos del receptor…

PROCEDIMIENTOS LINGÜÍSTICOS

El párrafo es el cauce que sirve para distribuir los diferentes pasos (planteamiento, análisis o argumentos y conclusión) contenidos en la argumentación escrita.

De entre los elementos de cohesión textual que relacionan los contenidos repartidos en los diferentes párrafos destacan tres: la repetición léxica o conceptual en torno al tema y los marcadores discursivos que permiten seguir el proceso de análisis o argumentación y avisan del momento de la conclusión.

Si el texto pertenece al ámbito científico (jurídico, humanidades…) abundan en el léxico los tecnicismos. Si es de tema más general o de enfoque más subjetivo, suele utilizarse un léxico de registro predominantemente estándar.

La exposición

El texto expositivo tiene como objetivo informar y difundir conocimientos (=enseñar =finalidad pedagógica) sobre un tema. La intención informativa hace que en los textos predomine la función referencial.

Los textos expositivos pueden ser:

  • Divulgativos, es decir, textos que informan sobre un tema de interés. Van dirigidos a un amplio sector de público, pues no exigen un conocimientos previos sobre el tema de la exposición (apuntes, libros de texto, enciclopedias, exámenes, conferencias, coleccionables…).
  • Especializados, es decir, textos que tienen un grado de dificultad alto, pues exigen conocimientos previos amplios sobre el tema en cuestión (informes, leyes, artículos de investigación científica…).

PROCEDIMIENTOS LINGÜÍSTICOS

– Tendencia al enfoque objetivo (evita los adjetivos innecesarios, predominan los especificativos).

– Tendencia a la claridad (construcciones sintácticas tanto coordinadas como subordinadas puestas al servicio de la transmisión de información).

– Predominio del presente con valor intemporal.

– Empleo de un léxico claro, preciso, fundamentalmente denotativo. Se evita la ambigüedad y la polisemia en aras de la monosemia (una palabra= un sgdo). Utilización de un vocabulario específico (tecnicismos, cultismos).

PROCEDIMIENTOS DISCURSIVOS

Se trata de procedimientos que en ningún caso son exclusivos de la exposición, pero que sirven para desarrollar contenidos.

– La definición es el punto de partida de muchos textos expositivos.

– Las clasificaciones no son más que una serie de definiciones relacionadas entre sí.

– La comparación tiene como objetivo facilitar la comprensión.

– La ejemplificación. Los ejemplos sirven para apoyar lo que se explica; ayudan a la comprensión.

– La descripción es un apoyo fundamental de la exposición, sobre todo en aquellos casos en los que es necesario explicar las partes o funciones de un objeto o fenómeno.

PROCEDIMIENTOS ORGANITZATIVOS

La estructura de un texto expositivo no está determinada de antemano, depende de la finalidad perseguida en cada caso.

La selección de información que hace el emisor debe partir del conocimiento global del tema, fijar la perspectiva y tener en cuenta los conocimientos que se presupone que tiene el receptor. La necesidad de que la exposición sea clara y ordenada hace que el desarrollo de la información sea progresivo y equilibrado.

La estructura básica de los textos expositivos es la lineal: introducción, desarrollo, conclusión.

Además de esta forma de organización existen otras:

– Estructura analizante (método deductivo) se parte de una tesis y luego se ejemplifica.

– Estructura sintetizante (método inductivo) se parte de los casos particulares para llegar a la conclusión o síntesis.

– Clasificatoria o condensada consiste en ofrecer la información de forma resumida (listas, inventarios, tablas, esquemas, diagramas…).

EN LA EXPOSICIÓN DESTACA EL CONOCIMIENTO INTELECTUAL SOBRE UN TEMA, EL RIGOR, LA EXACTITUD, LA CLARIDAD Y EL ORDEN.